Filipinas promete destruir a grupo extremista Abu Sayyaf

Manila, 10 de abril 2016.- El secretario de Defensa de Filipinas, Voltaire Gazmin, prometió hoy “destruir” al grupo Abu Sayyaf, tras los intensos combates registrados en la sureña isla de Basilan entre el Ejército y los islamistas, que dejaron 23 muertos y 53 lesionados.

En una declaración, antes de viajar a Basilan junto con el jefe del Ejército, teniente general Eduardo Ano, para examinar la situación, Gazmin condenó lo combates, registrados en las últimas horas.

Al menos 18 soldados y cinco rebeldes murieron durante los combates entre el Ejército y el grupo extremista Abu Sayyaf, registrados en la localidad de Tipo-Tipo, de Basilan, que se prolongaron por 10 horas y causaron lesiones a otros 53 uniformados.

Los enfrentamientos, los más graves registrados en el último año en Filipinas, comenzaron el sábado en el marco del Día del Valor, que honra a los veteranos filipinos que murieron durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945).

“El objetivo militar es destruir a Abu Sayyaf, especialmente ahora que hemos encontrado la ubicación exacta del grupo”, destacó la declaración, en referencia a la zona donde se registraron los combates, según un reporte de la edición electrónica del diario The Philstar.

La ofensiva del sábado de Abu Sayyaf estuvo dirigida por el comandante Isnilon Hapilon, quien prometió lealtad al grupo extremista Estado Islámico (EI) -que opera en Siria e Irak- y es buscado desde hace años por su participación en varios ataques terroristas.

El gobierno de Estados Unidos ha ofrecido una recompensa de hasta cinco millones de dólares a quien brinde información que conduzca a la captura y procesamiento del líder de Abu Sayyaf. Entre los cinco militantes muertos en los recientes combates figura un marroquí identificado como Mohammad Khattab, un terrorista experto en fabricación de bombas, destacó Ano, por su parte, agregando que cerca de 20 pistoleros resultaron heridos.

Khattab ha estado en Filipinas desde hace cerca de tres años y estaba tratando de conectar con organizaciones terroristas del Medio Oriente, destacó el jefe del Ejército.

El año pasado 44 policías murieron en enfrentamientos con varios grupos insurgentes musulmanes en la meridional ciudad de Mamasapano, lo que en cierta medida estancó el acuerdo de paz que negociaba el gobierno con varios rebeldes de Filipinas.

Abu Sayyaf fue fundado en 1991 en Basilan, a unos 880 kilómetros al sur de Manila, por grupo de predicadores y forajidos que se comprometieron a hacer la yihad (Guerra Santa), a través del extremismo y la delincuencia.

Estados Unidos y Filipinas han incluido, por separado, a Abu Sayyaf como una organización terrorista por los atentados mortales, secuestros y decapitaciones que han llevado acabo en las últimas décadas y han causado la muerte de más de cinco mil personas.

Related posts